AGUA

Directiva sobre calidad del agua de consumo humano

Directiva sobre calidad del agua de consumo

La nueva Directiva de la CE relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano establece nuevos requisitos mínimos que debe cumplir el agua de consumo humano.

El nuevo texto introduce un enfoque basado en el riesgo, actualiza los parámetros y sus valores de acuerdo a los actuales avances técnicos y científicos y contempla la observación de peligros emergentes como los disruptores endocrinos o los microplásticos.

Fuente: DIRECTIVA (UE) 2020/2184 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 16 de diciembre de 2020relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano (versión refundida)

El nuevo texto establece que todo el ciclo del suministro de agua de consumo esté sujeto a un método basado en la evaluación y gestión de riesgos para garantizar su salubridad y limpieza: desde la zona de captación, la extracción, el tratamiento, el almacenamiento y la distribución del agua hasta el punto de consumo.

La evaluación y gestión de riesgos de las zonas de captación se llevarán a cabo como más tarde en  julio de 2027, mientras que en el sistema de suministro y en el sistema de distribución domiciliaria la fecha establecida es enero de 2029.  Cada seis años se revisará la evaluación de riesgos.

Evaluación de riesgos de los sistemas de distribución domiciliaria

Dentro de la evaluación de riesgos de los sistemas de distribución domiciliaria, se incluye un nuevo apartado en el anexo I con 2 parámetros a controlar en los locales en los que se hayan detectado riesgos específicos para la calidad del agua y la salud humana durante el análisis de riesgos general :

En relación con la Legionella o el plomo, los Estados miembros podrán decidir dedicar especial atención al control en los locales prioritarios.

A fin de reducir los riesgos relacionados con estos dos parámetros, se establecen las medidas:

  • Legionella: garantizar que se cuente con medidas eficaces de control y gestión que sean proporcionadas en relación con el riesgo, para prevenir y combatir los posibles brotes de legionelosis
  • Plomo: si es posible desde el punto de vista económico y técnico, aplicar medidas de sustitución de componentes fabricados con plomo en los sistemas de distribución domiciliaria existentes.

Si te ha gustado comparte esta noticia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email